La diversidad en las empresas mejora la calidad en la toma de decisiones al tener en cuenta diferentes puntos de vista, perspectivas, conocimientos y experiencias.